OM5

La fibra óptica multimodo ha sido el medio de comunicación preferido para los enlaces de backbone en redes LAN al igual que los enlaces críticos en los centros de datos, ya que ofrece una solución rentable y confiable para el transporte de tecnologías de alta velocidad a distancias mayores a 100m.

La fibra óptica de banda ancha WBMMF, actualmente clasificada por la norma ISO/IEC 11801 Ed3 como OM5, provee una nueva forma de multiplicar las velocidades de transmisión ya que utiliza cuatro longitudes de onda (850, 880, 910 y 930nm), empleando tecnologías de multiplexación por longitud de onda corta en (SWDM). Esto hace posible el aumento en la capacidad de cada fibra en un factor de cuatro. De esta forma se incrementa la velocidad de transmisión para un número dado de fibras, por ejemplo, permitiendo 400Gbps (4x4x25G) en 4 fibras ópticas, o también reducir en un factor de cuatro el número de fibras para una determinada velocidad, por ejemplo, permitiendo 100Gbps en una sola fibra (4x25G).